PATOLOGÍA DE LOS PIES       (PIE PLANO)

Una vez desarrollada esta introducción, y esperando que los conceptos hayan quedado claros, pasaremos a exponer la Patología Podológica más frecuente en nuestras Consultas, siempre teniendo presente que no pretendemos dar lecciones a Especialistas, sino que nos dirigimos a cualquier persona que pueda visitar nuestra página. En este sentido, hablaremos del Pie Plano (sobre todo del Pie Plano Laxo Infantil); en capítulos posteriores abordaremos el Pie Cavo y el Pie Zambo.



PIE PLANO

Es la causa más frecuente de consulta por problemas de los pies, y lo primero que hay que mencionar es que debemos desdramatizar la importancia que se le da a este tema. La preocupación existente en la Sociedad actual por cualquier cosa que altere la "estética" considerada como normal, condiciona muchas de dichas consultas.

Como ya hemos dicho anteriormente, 9 de cada 10 veces, se trata de una inquietud maternal, quizás alentada por algún colega. Muchas son las ocasiones en que se instauran tratamientos ortopédicos innecesarios, o al menos discutibles, para "tranquilizar" a los padres, aunque se esté molestando al niño. Por supuesto, que hay que controlar y vigilar el crecimiento de nuestros hijos, pero teniendo siempre presente las variaciones individuales propias de cada persona.

Se puede definir el Pie Plano, siguiendo a Viladot, como "Aquel pie que presenta una deformidad en valgo del retropié (pronación), asociada generalmente a un hundimiento de la bóveda o arco plantar en carga, y a una tendencia a la supinación del antepié".

Durante el apoyo, el astrágalo, en cualquier tipo de pie plano, se desplaza siempre adelante, abajo y adentro (al contrario que en un pie normal), favorecido por la laxitud del ligamento interóseo, lo que provoca el valgo o pronación del retropié, que es compensado por la supinación del antepié. La laxitud de los tendones y ligamentos de la parte interna del pie, desestabilizan el arco interno, encontrándonos una parte interna del pie más larga que la parte externa, y por tanto, aplanada.


movimiento helicoidal del pie plano

Como vemos, deben cumplirse varias condiciones para poder hablar de Pie Plano, pero podemos asegurar que siempre será un problema menor si, cuando el pie no se apoya en el suelo, éste adopta un contorno normal.

Muchas son las CAUSAS que pueden originar un Pie Plano, y corresponde al Especialista el descartar la existencia de problemas reales que precisen tratamiento específico, del tipo que sea. Una vez descartadas estas posibles patologías (Enfermedades neurológicas; Retracciones del tendón de Aquiles; Sinóstosis o Fusiones anormales de los huesos del retropié; Enfermedades óseas, reumatológicas o endocrinas; etc.), lo cual puede hacerse la mayor parte de las veces con una sencilla exploración clínica, nos queda LA CAUSA MAS FRECUENTE DE PIE PLANO, QUE ES EL PIE PLANO LAXO INFANTIL, y a él nos referiremos en el resto de la exposición.


tipos de pie plano



PIE PLANO

Se puede considerar que este tipo de pie es FISIOLOGICO, es decir, NORMAL hasta los 4 años de edad, debido a la hiperlaxitud de los ligamentos articulares en esta época de la vida, y a la persistencia de una almohadilla de grasa en la bóveda plantar del pie, que nos da la apariencia de un falso pie plano.

De los 4 a los 9-10 años, se trata generalmente de niños hiperlaxos, que con frecuencia presentan también genu valgo y mayor elasticidad articular en general, de forma que en bipedestación, el niño tiene los pies en eversión y rotación externa, estando el eje de carga por dentro del dedo gordo. Con frecuencia, al caminar, desvían el pie hacia dentro, haciendo una marcha en rotación interna que es compensadora, y que se ve favorecida por el aumento que a estas edades existe del ángulo que el cuello del fémur forma con el eje de toda la pierna (ángulo de anteversión femoral).

Otros factores, como la obesidad y el sobrepeso, también frecuentes a estas edades, pueden favorecer el aplastamiento de la bóveda plantar, sin que se trate de un problema del propio pie (además de favorecer otras alteraciones estéticas en los miembros inferiores, como el genu valgo).

Por supuesto, la Exploración del Especialista debe descartar totalmente cualquier posibilidad de patología real en el pie, como ya indicamos antes. Por otra parte, todo pie aparentemente plano que se excava cuando el niño se pone de puntillas o al hacer la flexión dorsal del dedo gordo, va a ser un pie en principio no problemático, aunque se trate de un Pie Plano.

En este sentido, la Exploración Física (valorando sobre todo la reductibilidad y la importancia del valgo del talón) debe complementarse con una visión de la Huella Plantar en el Podoscopio; y si aún queda alguna duda, es cuando se puede recurrir al estudio mediante Radiografías, que deben ser de ambos pies y en apoyo, para poder valorar determinados ángulos de carga necesarios para determinar el tipo de problema real existente. Se dejan exploraciones más específicas como la TAC, para problemas concretos (p.e. descartar una sinóstosis o fusión anormal de los huesos del retropié).


fotopodograma normal grados del pie plano
ángulo de Moreau-Costa-Bertani ángulo astrágalo-calcáneo

Llegados a este punto, nos encontramos en condiciones de hablar del TRATAMIENTO, dejando muy claro que el que "sufre" el tratamiento (sobre todo si es innecesario), es el niño, y que por tanto, debemos dejar a un lado la preocupación o las presiones de los padres para "que se haga algo".

Así, hasta los 4-5 años, no se precisa tratamiento alguno para estos Pies Planos Laxos, ya que como hemos dicho, son fisiológicos. Se pueden y se deben dar recomendaciones, en el sentido de:

calzado correcto

 

A partir de los 5 años de edad, el Pie Plano Laxo Infantil puede ser susceptible de Tratamiento Ortopédico mediante Plantillas a Medida, pero sólo 1 de cada 10 veces suele ser necesario este tratamiento. En este caso debemos tener presentes que nunca se deben colocar plantillas en pies doloridos y contracturados, y nunca se colocarán plantillas antes de los 2 años de edad; y que dichas plantillas deben cumplir una serie de requisitos para considerarse adecuadas:

Por todo ello, antes de prescribir plantillas a un niño, hay que estar convencidos de que realmente las necesita, pues corremos el riesgo de convertir en enfermo, a un niño normal, aunque sea más "laxo" que otros. El aspecto psicológico del problema también es muy importante a estas edades, y hay que tener en cuenta que estos niños no suelen tener ninguna sintomatología en sus pies. No se debe atribuir al pie plano la culpabilidad del dolor de los pies de estos niños, sin antes descartar causas que sí suelen provocarlos; ni se pueden culpabilizar a estos pies de que el niño se caiga más o corra menos que sus amigos.

Por otra parte, hay mucha controversia sobre la efectividad de las plantillas, existiendo trabajos que demuestran que no influyen en el curso evolutivo del Pie Plano Laxo Infantil; aunque otros afirmen que mejoran la marcha. Parece que esta última afirmación sí se mantiene, siendo útiles por ejemplo, en niños que "desgastan" mucho el calzado, pero coincidimos con el grupo que opina que LA PLANTILLA NO VA A CORREGIR NI INFLUIR EN LA EVOLUCIÓN DEL PIE PLANO LAXO, SOBRE TODO SI NO SE ASOCIAN A LOS EJERCICIOS DIARIOS ACONSEJADOS, LOS CUALES SÍ SE HA DEMOSTRADO QUE SON EFICACES.

Si queda claro que no suele ser necesario tratar ortopédicamente estos pies, es lógico asumir que el tratamiento quirúrgico del Pie Plano Laxo Infantil es excepcional. Sólo estaría indicado ante un pie plano irreductible inicialmente, en los casos de fracaso del tratamiento ortopédico cuando éste está bien indicado y se ha realizado correctamente durante 3-4 años; o en los casos de pies planos secundarios a alguna de las causas o enfermedades antes referidas (Retracciones del Aquiles; Sinóstosis en el retropié; etc.). En cualquier caso, debe esperarse a la segunda infancia para llevarlo a cabo (8-14 años) debido a la posibilidad de mejoría al aumentar la actividad deportiva y disminuir la laxitud ligamentosa, y va encaminado a corregir la relación o compás astrágalo-calcáneo.

tratamiento quirúrgico



En CONCLUSION, hay 4 grandes conceptos a tener presentes cuando nos encontramos ante un Pie Plano:


  1. No convertir una situación fisiológica en un problema médico.
  2. No ilusionarse con la eficacia de las Plantillas Ortopédicas.
  3. Resistirse a las "inquietudes " maternas; y, por supuesto, a las tentaciones quirúrgicas.
  4. No olvidar ciertas causas de Pie Plano, como las Sinóstosis o las Enfermedades neurológicas.



resumen


Ortopedia Infantil

Página principal de TraumaZamora