SÍNDROME DEL TÚNEL CUBITAL



El túnel cubital es un espacio situado en la cara interna del codo a través del cual el nervio cubital pasa al antebrazo. El síndrome del túnel cubital aparece cuando hay una presión sobre el nervio cubital a nivel del codo; bien sea en el túnel cubital o en la región por encima o debajo del codo. Si existe bastante presión sobre el nervio, puede aparecer dolor en el codo. El dolor algunas veces se irradia por la cara interna del antebrazo hasta los dedos meñique y anular. También pueden producirse adormecimiento y hormigueos en esos dedos. Puede existir una sensación de pérdida de destreza o debilidad de la mano.


CAUSAS

Cualquier causa que provoque una presión sostenida sobre el nervio cubital en la región del codo puede causar un síndrome del túnel cubital. Algunas veces, una banda fibrosa dentro del músculo por encima o debajo del codo puede comprimir el nervio. Las actividades que conllevan flexión prolongada del codo también aplicarán presión sobre el nervio, como puede ser apoyarse en la cara interna del codo durante periodos de tiempo prolongados. La inflamación alrededor de la articulación del codo de cualquier origen puede producir una compresión del nervio cubital como un problema secundario.


SIGNOS Y SÍNTOMAS

Los síntomas usualmente incluyen dolor en la cara interna del codo, acorchamiento y hormigueos en los dedos meñique y anular y debilidad o torpeza de la mano. Estas sensaciones pueden aparecer con la actividad o con el reposo. Las posiciones de flexión del codo tenderán a empeorar los síntomas. En casos severos, los pequeños músculos de la mano se pueden atrofiar o perder potencia.


DIAGNÓSTICO

Una historia detallada del patrón del dolor y las actividades que producen el problema será de ayuda para su médico. La exploración incluirá el esudio del nervio y la valoración de la sensibilidad y la fuerza muscular de la mano. Si su doctor sospecha un problema en la articulación del codo, o si ha existido una lesión en esta articulación, puede pedir una radiografía. Se pueden hacer estudios especializados de conducción nerviosa para confirmar el diagnóstico y para descartar compresión del nervio en otras zonas de su recorrido.


TRATAMIENTO

Algunas veces los síntomas se pueden aliviar sin necesidad de cirugía. Es importante evitar actividades y posiciones de la extremidad que causan los síntomas. Las coderas son útiles para evitar que el codo se hiperflexione y también para aliviar la presión sobre el nervio. Ocasionalmente una férula de codo se puede usar para evitar la flexión del mismo. Los fármacos antiinflamatorios son eficaces al reducir la inflamación.

Si los síntomas son severos y no mejoran, la cirugía puede ser necesaria para tratar la compresión del nervio cubital en el codo. Se trata de liberar o descomprimir el nervio desde encima del codo hasta el antebrazo alto, y también trasladar el nervio desde detrás del codo a su parte anterior. El nervio puede ser transpuesto encima de los músculos o debajo de ellos. En ocasiones, se extirpa una pequeña cantidad de hueso en la cara interna del codo para ayudar a descomprimir el nervio.

Después de la cirugía sobre el nervio cubital, su médico puede que le coloque una férula o yeso durante algunas semanas tras la intervención. Después de esto, con frecuencia es útil un periodo de rehabilitación para recuperar la movilidad del codo y del brazo. La recuperación completa puede llevar meses. Su médico seguirá sus progresos.



Original en inglés:www.orthohealth.com    



Información para los pacientes

Página principal de TraumaZamora